Editorial: Nuestras playas no necesitan cotillón

Editorial: Nuestras playas no necesitan cotillón

Si vienes a Pichilemu te recomendamos recorrer los cerca de 15 kilómetros de playa existentes entre Pichilemu y Cáhuil, trail que puedes hacer caminando o en bicicleta. En ese recorrido podrás apreciar la belleza natural y salvaje de la costa pichilemina, una postal panorámica que incluye extensas playas; bosques de cipreses; acantilados; mucho cuarzo; flora tan especial como la Echinopsis bolligeriana – también llamado quisco de los acantilados – un cactus propio de la zona; rocas pobladas de cochayuyo y piures; y si tienes suerte, incluso podrás avistar ballenas desde lo alto, toninas o lobos de mar.

Pichilemu tiene increíbles panoramas para disfrutar de su naturaleza. En julio y agosto por ejemplo, los parajes entre Punta de Lobos y Cáhuil lucen ese verdor tan propio del sur de Chile. Y si caminas por playa Hermosa, podrás sorprenderte con las extensas dunas pobladas de docas silvestres o de los roqueríos de playa La Ballena, donde podrás encontrar conchitas de diversos mariscos del lugar.

Esperamos que disfrutes Pichilemu, que te relajes, limpies tu cuerpo y alma y tomes una bocanada fresca de aire limpio. Puedes también disfrutar del surf o de un helado baño de agua salada, tan bueno para esos momentos de estrés en donde sólo necesitas la calma.

Eso es Pichilemu, naturaleza, armonía y paz. Te pedimos que lo cuides y que si vienes a celebrar las fiestas, hazlo conscientemente y no dejes tu basura regada en nuestras playas. Porque esos desechos son los que finalmente llegan al mar, contaminan los alimentos de la fauna marina y generan toneladas de basura plástica que hoy componen gigantes islas de residuos al interior del océano.

Nuestras playas no necesitan adornos, sólo que las disfrutes conscientemente, por eso, evita el uso de plásticos en nuestras playas; dile adiós al cotillón (es un residuo totalmente prescindible); bota tus residuos en contenedores establecidos; reutiliza, reduce y recicla tus plásticos; si fumas cigarrillos, no botes las colillas al piso, guárdalas en una caja o bien descansa de ese vicio que te mata lentamente; evita embriagarte; evita altercados; sé buena onda con la gente; saluda; respeta a los «locales»; y disfruta de la naturaleza.

¡Por un nuevo año más consciente!

Kurt Castro Faltin
Editor Agenda Pichilemu