Amigos desde niños, melómanos por excelencia y creadores de su propio estilo; Deminina es y será una de las auténticas bandas de rock pichileminas. Por años nos deleitan con su psicodelia y atmósferas envolventes que nos llevan a un mundo lleno de colores, proyecciones de luz y altas dosis de sonidos.

Están a punto de lanzar su segundo álbum como Deminina, titulado «Bucle», ¿de qué se trata y a qué hace alusión el nombre de este disco?
«Después de la tormenta, sale el sol… Bucle es un disco conceptual que tiene una historia con toques de Ciencia ficción. El hilo que narra sonoramente es una línea de tiempo, cómo seria un post apocalipsis, qué haríamos como especie los pocos sobrevivientes que tuvieran la oportunidad de empezar todo de nuevo y no cometer los mismos errores de caer en un sistema depredador ambiental y de vida. Creemos que a la larga los mismos liderazgos y egos humanos nos guiarían nuevamente a los mismos errores, encencerrándonos en el Bucle.
Un poco desolador, pero con la idea de dejar un mensaje de no cometer los mismos errores como especie y aprender de ellos, de salir del Bucle para que la historia no se repita, ya que por lo general repetimos las malas».

 ¿Dónde lo grabaron, cómo fue el proceso de grabación y cuándo podremos escuchar algo?
«La grabación se capturo acá en el centro de Pichilemu, en la sala de nuestro gran amigo y músico Lucio Sánchez Moral quien nos abrió las puertas de su casa. Este trabajo estuvo a cargo de Julio Saravia, maestro que conocimos acá en la zona y tuvimos el privilegio de contar con su experiencia, sumado a la ayuda de Ariel Muñoz quien grabó nuestro disco «Vida». El proceso fue diferente al anterior: una tarde, lo tocamos juntos en vivo, a la antigua, compartimos, nos reímos, fue una tarde pa’l recuerdo.
Este primer semestre se viene la fecha de lanzamiento, por ahora se puede escuchar en vivo en nuestras presentaciones».

Han tenido presentaciones multitudinarias como la del Surfestival 2020 ¿Qué otros eventos destacarían y cómo se ven en este punto de la historia de la banda?
«Sí, tuvimos la oportunidad de tocar en el Surfestival donde tuvimos una buena recepción del público a nuestra nueva música, lo que nos dejo muy motivados. Creo que el evento que destacamos fue la Semana Pichilemina, escenario clásico de los veranos que como locales es una gran vitrina, creemos que ha sido la presentación con más publico, el cual también tuvo una buena aceptación a nuestra música, a pesar de ser instrumental y psicodélica. Creemos que las visuales hicieron lo suyo y ayudaron a conectar nuestra música con el público (agradecer al Alcalde Roberto Córdova y la Municipalidad por el espacio a bandas locales). En este momento estamos con más experiencia, lo cual nos ha llevado a relajarnos más y disfrutar la presentaciones, a pasarlo bien tocando y riéndonos de las anécdotas que antes nos hacían sufrir un poquito hahaha».

 ¿Qué ha cambiado y qué quedó desde el inicio de Deminina?
«Claramente hubo un cambio grande en la banda en la formación lo cual nos llevo a transformar un poco el sonido, pero siempre tratando de mantener la esencia y chispa original del comienzo».

 Ustedes se definen como «Rock Psychilemino», enfocado en la música de corte más sicodélico, ¿existen otros cultores de este rock en Pichilemu?
«La verdad no nos encasillamos en un estilo en sí, pero claramente la atmósfera que envuelve el sonido es la psicodelia, pero también amamos el grooving y lo mezclamos en esta olla de diferentes afluentes musicales. Hoy en Pichilemu se creo una escena musical potente con la migración de la ciudad al pueblo, a cambiar ese estilo de vida que apreta tanto el cuello y tiene hoy a un país luchando por su dignidad. Muchos músicos y gente relacionada a ésta viven hoy acá y están aportando un montón. Cuando empezamos no había escena y ahora se abren espacio para tocar, creo que pronto Pichilemu se irá transformando en un polo musical del país. Han nacido muchos proyectos musicales en la zona a destacar con corrientes más similares a la psicodelia como es Dubal de Lucio Sánchez y Alans Barahona, que es bien original con sonidos jazzeros y sintes. También Tom de Rocka hace lo suyo con bases electrónicas y guitarras psicodélicas.

©2021 proyecto original de Cáhuil Editores. Desde mayo de 2006 comunicando cultura, arte & surf.

CONTACT US

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?